¿Cómo monetizo mi proyecto con la menor inversión?

¿Es rentable tu emprendimiento o vas justita? Tanto si eres de las que va justita o ni llega al objetivo de ingresos, como de las que va viento en popa pero quiere renovar su oferta, el post de hoy te interesa.

Hoy vamos a hablar de negocios, sin florituras ni postureos, y es que me he dado cuenta de que los proyectos de muchas emprendedoras no les son rentables, pero nada. Esto se puede deber a muchos factores (mala investigación del mercado, deficiente análisis de avatares y sus necesidades, problemas en la comunicación…) un sinfín de posibilidades en las que no me voy a meter porque cada caso es diferente y no es la finalidad de este post.

Retomando el tema de la rentabilidad, y como soy muy partidaria de «más vale prevenir que curar» quiero hablarte del Producto Mínimo Viable (MVP) que va muy de la mano del modelo lean de negocio (que ya te lo explico en otro post si quieres). ¿Qué es? ¿Qué características tiene? ¿Qué beneficios te aporta? te lo cuento todo todito a continuación.

¿Qué es el producto mínimo viable?

Consiste en lanzar al mercado un servicio/producto muy concreto que solucione un problema específico de tu cliente ideal y que tiene que ser rentable para ti. Repetimos y desgranamos: estas son sus características que te tienen que quedar muy claras:

  1. Se trata de un servicio/producto muy concreto
  2. que solucione un problema específico de tu cliente ideal.
  3. que te resulte rentable, es decir, te genera beneficios
  4. y que te requiere poca inversión o una inversión mínima de tiempo y dinero.

¿Para qué sirve el producto mínimo viable?

  • Comenzar con tu negocio mínimo viable: esto es fundamental, salir de las ideas y pasar a la acción.
  • Validar el interés del mercado: Te sirve para testear el mercado y validar tu producto/servicio, detectar si hay interés tanto en la idea cómo en pagar por él.
  • Obtener Feedback: Te va a ayudar a conseguir feedback de tus primero clientes (y esto es un tesoro): ver en qué puntos debes mejorar, conocer qué parte de lo que les ofreces les interesa más y qué menos,
  • Personalizar de tu oferta: con este feedback podrás diseñar tu oferta de una manera más completa e inteligente (tu catálogo inteligente de servicios).

¿En qué momento se recomienda tener o diseñar un producto mínimo viable?

  • Si estás comenzando en tu proyecto o negocio.
  • Si tu negocio no avanza como te gustaría y no tienes mucho margen de maniobra para invertir más.
  • Si tu negocio va bien pero quieres renovar tu oferta y lanzar al mercado un nuevo producto/servicio
  • Si estás trabajando por cuenta ajena y quieres darle una oportunidad a tu proyecto personal para validar si funciona y así tomar la decisión de dejar tu empleo (esto es lo que yo hice durante 1 año).

¿Qué pasos tengo qué seguir para diseñar mi MVP?

  1. En primer lugar debes comenzar por conocer al dedillo a tu cliente ideal. Para ello te recomiendo la lectura sobre los avatares.
  2. Mi recomendación es que el primer año te centres en él  de manera que tu oferta se centre en un servicio que te permita sostener tu negocio de marca personal.
  3. Ya el segundo año cuando hayas analizado los resultados de tu servicio y en función del feedback recibido y de tu experiencia, desarrolla un plan de expansión, y define nuevas líneas y determina cómo las llevarás a cabo.

En definitiva, el MPV es la mejor forma de comenzar con el menor riesgo posible cualquier emprendimiento, o de afrontar el lanzamiento de un nuevo servicio o producto, ya que la inversión de tiempo y dinero se reduce al mínimo.

Es un pasito a pasito, seguro y estratégico que trabajo con mis clientas en CORE. Si tú también quieres, échale un vistazo y pasa a la acción.

¡Por cierto! en este breve video te explico un poco más del MPV

Cuéntame valiente ¿Tienes ya diseñado tu MVP o necesitas una mano?

¿Te ha gustado el post? Entonces compártelo y ayúdame a ayudar ;)

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00