¿Cómo me diferencio? La diferenciación de tu marca personal

¿Estás intentando destacar y diferenciarte pero sigues igual? ¿Quizás «sin quererlo» estás haciendo lo mismo que hace tu competencia? ¿O puede que quieras llegar a todo el mundo? Ya sabes eso que dicen de que «el que mucho abarca…»

La pregunta del millón es

Una de las preguntas que más me plantean y repiten en mis consultorías -estoy por llamarla la pregunta del MILLÓN de la marca personal- es «Dime Carla ¿Cómo me diferencio?» Preguntaza.
Si bien es cierto, que la diferenciación es uno de los pilares que trabajamos en mis acompañamientos estratégicos y que lleva su tiempo, lo que sí te puedo aportar aquí son los siguientes pasos para que comiences a trabajar en ella:

  • El secreto a voces que no percibimos; LA ÚNICA FORMA DE DIFERENCIARTE ES SIENDO TÚ MISMA. Así que lo primero que te recomiendo es que realices tu Dafo Personal, aquí te comparto cómo.

5 pasos clave para diferenciarte

Ahora, sabiendo quién eres y qué puedes aportar entran en juego cinco claves para tu diferenciación:

  1. La innovación en tu oferta
    Lo bonito y la riqueza de los negocios digitales creados a partir de la marca personal es que son ÚNICOS. Y es porque cada una de nosotras tenemos un bagaje, una formación y una experiencia inigualable. La clave, y la dificultad, radica en analizar toda esa información y pensar en cómo «paquetizarla» en forma de oferta única. Eso sí, recuerda que para ello es fundamental crear una cartera de servicios inteligente, ¿qué significa esto? pues consiste en diseñar tus servicios en función de los problemas que le resuelves a tu cliente ideal y no del revés.

    Además tienes que tener en cuenta el recorrido que pueden hacer tus clientes con tus servicios, esto en términos marketinianos se llama escalera de valor y se trata de definir «en qué punto se encuentra cada uno de tus productos/servicios respecto a lo percibido por el cliente». Sobre este tema, échale un ojo al post que escribí de los cliductos para que lo veas claro como el agua.

Pregunta estratégica: ¿Qué problema tiene tu cliente ideal que necesita solucionar y tú puedes hacerlo? ¿Cómo lo harías? ¿Qué servicio/producto le iría como anillo al dedo?

  1. Tu método de trabajo. El método de trabajo, es el cómo haces las cosas. En igualdad de condiciones, lo que te diferencia de tus competidores radica en el cómo, más que en el qué.

Pregunta estratégica: ¿Tienes un método de trabajo definido? ¿Cómo es trabajar contigo? ¿Cómo ayudas a tu cliente?.

  1. Concreta, especialízate. Define tu estrategia de diferenciación: ¿por especialidad o enfoque, es decir, por nicho o sector? Cuanto más concretes a quién te diriges (emprendedoras, profesionales en un momento vital determinado) o en con qué sector trabajarás (lifestyle, moda, peluquerías, comercio electrónico…) o mejor todavía, una combinación de ambos (emprendedoras del sector de moda e imagen), más específicas serán tus soluciones y más sencillo te será diferenciarse y posicionarte como una solucionadora de sus problemas.

Otra manera de diferenciarte sería por precio, es decir, ofrecer algo muy asequible para los bolsillos, lo que te suele dar poco margen de rentabilidad. Honestamente, no recomiendo para marcas personales competir por precio.

Pregunta estratégica: ¿A quién ayudas? ¿Qué le ofreces? ¿Qué beneficios le aportas? ¿Qué problema tiene que necesita solucionar y tú puedes hacerlo?

  1. Con todo esto claro, toca COMUNICAR, se nos olvida comunicar nuestra propuesta de valor (tengo la sensación de que con este tema me repito como el ajo, pero…), esto es, esa frase que reúne quién eres, qué haces y cómo, a quién te diriges y qué beneficio le aportas/problema le solucionas.
  2. Sabiendo a quién te diriges, qué puedes aportar, la clave radica en comunicar contenido de valor, ¿y qué es contenido de valor? pues es el contenido que tu cliente ideal necesita leer sobre tu tema para resolver su problema. Como ves la comunicación no va de ti, sino que ha de estar enfocada en las necesidades de tus avatares y problemas que le quieres solucionar.

Pregunta estratégica: ¿Qué contenido necesita leer tu cliente ideal en las redes/web/newsletter sobre tu tema?

Acción estratégica: Comunica de manera estratégica tu propuesta de valor para hacerlo llegar y atraer a quién tú quieres.

Cuéntame valiente ¿Qué es lo que más te cuesta a la hora de diferenciarte? Te leo y te respondo 🙂

Hasta la próxima entrada, mientras tanto, ¡nos vemos en redes!